Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland
Invierno koi koisland

Invierno koi

Llega el invierno, con este las temperaturas congelantes.


Los peces Koi soportan bajas y altas temperaturas, son animales Poiquilotérmicos, lo que quiere decir que son criaturas cuya temperatura varía frecuentemente siendo igual a la temperatura de su entorno. 

Durante un fuerte invierno la superficie del agua tiende a congelarse, es allí donde los peces koi regulan su actividad al mínimo. No comen, solo respiran y se mueven lo indispensable y netamente necesario, al haber una baja temperatura se reduce su metabolismo y esto hace que no necesiten de mucho alimento y se mantengan de sus reservas de grasa. Es así como logran pasar el invierno. Este comportamiento es normal cuando las temperaturas son inferiores a los 2ºc, los koi son de los pocos peces capaces de sobrevivir meses en aguas con superficie congelada, en invierno consumen las energías reservadas durante el otoño para sobrevivir, en pocas palabras, hibernan. 

Durante los 4 o 5 meses de invierno la alimentación de los peces dependerá de la temperatura del agua. Si la superficie del agua está congelada, no será necesario ni recomendado alimentarlos. En estanques donde se congela la capa superior se debe mantener parte de la superficie del estanque libre de hielo, permitiendo que los gases tóxicos escapen mientras ingresa oxígeno.

Es por ello, que es muy importante preparar el estanque durante el otoño para que los peces estén sanos durante el invierno. Cuando termina el invierno y se van los días de frío intenso, veremos a los peces koi un poco flacos y ávidos de alimento.


¿Fascinante, no?


No hay productos para listar en esta categoría.